martes, abril 12, 2011

Crónica de un joven presidente de mesa

Bueno, lo prometido es deuda, algo tarde pero he aquí una relación, lo más estructurada posible, sobre los hechos que acontecieron el 10 de abril en la mesa de votación 250422, en Carabayllo.

INICIOS

7:30: Llego como puedo al local del colegio José María Arguedas, luego de haberme confundido de local y casi llegar tarde por 5 minutos.

8:00: Primero solo tenía conmigo a la tercera suplente, pero eso cambió minutos después, al llegar los demás miembros y suplentes. Recibimos los materiales, los revisamos e instalamos las mesas. Otra faena es la de firmar las cédulas una por una, sólo requieren de mi firma; la única personera que se apersonó fue del partido de PPK.

VOTACIÓN

8:30: Comienza la votación, con un procedimiento mecánico pero confiable: le pido al votante su DNI, la 3er miembro lo revisa en el acta, lo envía a la cámara de votación con una cédula y un lapicero, para luego el secretario hacerlo firmar en el acta; inmediatamente después deja su huella dactilar y moja su dedo en el infame frasco. Para finalizar recoge su DNI, con el holograma adhesivo ya adherido, y se retira.

10:00: El registro de votantes con dicho método continúa tranquilamente y sin sobresaltos.

11:00: Personal de la ONPE nos reparte bolsas de raciones frías: un par de paquete de galletas, 2 botellitas de cifrut y agua mineral, caramelitos de limón, una lata de atún y un tenedor de plástico con el logo de la ONPE.

12:00: Un votante se niega a mojar el dedo en tinta. A duras penas lo convencimos de que se mojara un poco más. Sin embargo, yo también reparo en lo absurdo que es mojar el dedo en el frasco de marras.

13:00: Mi tía me trae un táper con arroz con pollo y una ensalada para hacer de mi almuerzo. Mis compañeros de mesa también reciben raciones enviadas por sus familiares, y como el volumen de votantes disminuye, decidimos almorzar ahí mismo.

14:00: Escucho algunas canciones del mp4 de mi celular para no sucumbir al aburrimiento. Ello no disminuye mi diligencia al momento de seguir registrando votantes.

15:00: Yo y mis dedicados compañeros esperamos con ansias el final de esta jornada... falta poco, nomás una horita; aún quedan una veintena de cédulas sin usar.

16:00: Se cierran las votaciones. Nadie se presenta fuera de ése plazo y no hay melodramas en la puerta del local. Gracias a Dios pero ahora comienza el...

ESCRUTINIO

17:00 - 18:00: Despanzurrada la urna, procedemos a ordenar las cédulas en 5 grupos de 35 (es decir, hubieron 175 cédulas usadas), y empezamos a ganarnos, digo a contar los votos. En mi calidad de presidente de mesa es mi trabajo "cantar" los votos y el del secretario ir anotándolos escrupulosamente. Otro tanto hace la personera. 18:00: Y como era de esperarse, Ollanta Humala gana en mi mesa; Keiko le disputa la intención de voto, seguida como era de esperarse de PPK, y Castañeda y Toledo, en ése orden. Increíblemente sólo registramos 3 votos para JUSTE, Fuerza Social y el Partido de Fonavistas respectivamente... los que no ganaron nada fueron Despertar Nacional, Fuerza Nacional y Adelante. Piñas pues. Ah claro, cumplí mi promesa de dejar voto en blanco tal cual estaba.

19:00: Comienza el escrutinio por los votos para congresistas y parlamentarios andinos. Joder eso del Parlamento Andino es puro rásking ból se los juro, NO SIRVE PARA NADA. Por eso no me extrañó que la mayoría de votos no tuvieran ni la más peregrina idea de por quien votar en dicha casilla. Por decisión de mis compañeros, y para acelerar el conteo, voy cantando paralelamente los votos: mientras al secretario le dicto los votos de congresista, a la 3er miembro le dicto los votos para Parlamento Andino, uno por vez para evitar confusiones; la personera en cambio va captando ambas comunicaciones para no perderse del escrutinio.

20:00: Terminada la labor de escrutinio, y una vez lacradas y embolsadas las actas, damos por finalizado el proceso electoral y nos retiramos a nuestro hogar. --- Agradezco mucho a la ONPE por haberme permitido ser parte de éste proceso, agradezco a mis esforzados compañeros de mesa por haber colaborado con este trabajo, agradezco a los electores que se presentaron y en fin a todo mundo, por haber cumplido con su deber.

Eso sí, esto está lejos de haber terminado. Los veré de nuevo en 2da vuelta... de eso puedo estar seguro.

1 comentario:

Dinorider d'Andoandor dijo...

cierto! te vas por la repetición!
qué crónica!

ya me imagino lo del parlamento andino