domingo, enero 16, 2011

Tribulación, la batalla antes del fin: la crítica

Pues bien, estamos ya a mitad de mes y no he actualizao naa. Sin embargo ayer tuve la oportunidad de visionar el primer episodio de la nueva serie que transmiten los sábados por la noche, en canal 4: Tribulación, la batalla antes del fin. Ojo que esto es solo mi experiencia de haber visto UN episodio. Quizás cambie en las siguientes semanas.



En fin... pues, eso.. sí, de eso se trata. ¿O no? o_O

Vaya la verdad no tenía expectativas muy altas. Los avances me presentan un trabajo que se sostiene con muy poco, con constantes referencias a Legion (la horrible pelicula del año anterior) Constantine, e incluso los Expedientes X se podría decir... pero hasta ahí nomás. El principal problema con esta serie es que la idea ya está muy pero muy tocada: la eterna batalla entre el bien y el mal, tararín tararán y todo eso... No es que el tema no pueda ser explotado, sino que precisamente, debe encontrar la manera de ser explotado óptimamente. No por nada es el tema más recurrente en las expresiones artísticas, desde el cine y la televisión, hasta la música.

Se dice que la serie es "innovadora"... eso lo será acá. Siendo que el tema es bastante remanido, entonces queda el crear personajes sólidos, que aunque ya sepamos qué roles le corresponden, logren captar nuestra atención. Y ése es el problema con este primer visionado: los personajes, además de no estar debidamente caracterizados (¿desde cuando las actuaciones peruanas han sido las mejores?) resultan muy poco capaces de llegar al espectador, de conectarse con él. En algún lado creo haber visto eso del tio que es capaz de ver demonios con uno de sus ojos, precisamente uno de los poderes del protagonista, el teniente Falco. Del periodista fisgón me queda poco qué decir, siempre repitiendose las mismas frases... ejem no, hasta ahora ninguno de los personajes conecta.

Sobre los efectos quizás no haya mucho qué comentar, unas luces en el Adobe Premiere no son FX: pero como ya sabemos que eso no garantiza una buena historia; así que no atacaré la serie por ese lado. No se puede sacar de donde no hay, como siempre.

En fin, pues, ojalá despegue esta serie de tanto marasmo que imprimió con su primer episodio. Como escape a los bodrios de Al fondo hay sitio y No me llamo Natacha puede funcionar, pero va a necesitar más que eso para despegar y engancharse con la teleaudiencia; aunque sino lo lograra, pienso yo que en esto tendría también la culpa aquella teleaudiencia cautiva de las series antes mencionadas. Ah, y también para seguir manteniendo el interés del Guillermo del Toro, el talentoso director de cine, quien comentó que quería participar de una eventual adaptación a la pantalla grande. Ojalá no se le vaya el entusiasmo con los siguientes episodios; aunque si yo fuera él mejor trabajaría de lleno en la tercera entrega de Hellboy antes de prestarme a apadrinar proyectos riesgosos. Primero los dientes, antes que los parientes.

3 comentarios:

Salomon Fenix dijo...

No he visto esta serie pero parece un poco interesante, ademas que es algo novedoso en nuestro pais (cosa que es cierta ya que este tipo de generos hay mas en paises avanzados como Ee.uu. europa y japon (aunque tambien hay en mexico y argentina)) ademas espero que tenga algo de exito esta serie ya y que sea mas profunda, y con lo de LEGION (concuerdo contigo a mi no me gusto esa estupida pelicula sin sentido) lo decias por la escena de las alas del trailer de Tribulacion. bueno saludos

Dinorider d'Andoandor dijo...

recién he regresado y no he sabido de nada de nada por acá, y seguiste viéndola? qué tal?

Dark Prince dijo...

Ultimamente la he perdido un poco pero medio la impresión que es la primera serie que veo que ha "saltado el tiburón" en su primera temporada.