sábado, setiembre 27, 2008

¿Se viene el cambio?

Ojalá tenga razón Herr Hildebrandt esta vez, porque es lo más parecido que tenemos al Dr. House en el Perú. Y es que aparte del pwned dedicado a doña Chichi, la posdata no podía ser mejor: Alejandro Miró Quesada Cisneros, deja la dirección del diario El Comercio, en manos de otro miembro del clan, Francisco Miró Quesada Rada.

Ustedes dirán, puff la cosa se queda en familia... no digamos que no, pero a decir verdad no sería tanto como el cambiazo de Fidel por Raúl.

Un servidor también tiene una buena opinión del afamado catedrático y fundador de la escuela de ciencia política en la Decana de América. De hecho la noticia supone para mí un vuelco total en la concepción pesimista que tenía de El Comercio: un diario decadente, que jamás se atrevió a cuestionar nada y cobijó en sus filas a personajes tan non gratos como Fritz Du bois, una de las luminarias del idiotismo ultraliberal... y así y todo se decidió este diario por emular al Correo digital de España, con sus subsidiados blogs (valgan honrosas excepciones). Ay Comercio...

También tuvo un tragicómico columnista chuponeado (¿en qué rayos habrá quedado en asunto?). Pero como sea que fuera, Panchito, tenemos fé en que cambies esta cumbiamba. No nos vayas a fallar, que a fin de cuenta somos sanmarquinos.

Fuente:

* El Comercio.
* Blog de Paola Ugaz.
* Columna de César Hildebrandt.

---

Actualización:

* Herr Hildebrandt vuelve a opinar sobre el tema:

El Perú se merece que “El Comercio” sea rescatado de las manos de quienes lo vieron tan sólo como una mina. Buena suerte, señor Miró Quesada Rada. Tiene ante usted un enorme desafío de navegante y ojalá que logre usted derrotar a la piratería de los huesos cruzados. Pero no crea que será algo fácil.

Que se cuiden los alditus.

1 comentario:

Dinorider d'Andoandor dijo...

a ver como lidia con la estructura armada, ese entorno no cambia de la noche a la mañana