martes, agosto 26, 2008

Ius: Pwned a Nakazaki

Me copio íntegramente la columna del buen Luis Torres Montero:

Los criminales de lesa humanidad están con los pelos parados y la piel de gallina. El perito internacional, el colombiano Federico Andreu Guzmán pisó tierra chola y declaró en el juicio a Fujimori, dejándolo a César Nakazaki mismo cachimbo ‘Clearasil’, con harta grasa y poca fruta, sin argumentos y con la cabeza rapada de ideas.

Y es que la justicia global es un coloso que viene como ave maravillosa para picotear a los que se creyeron alguna vez inmortales. El jurista colocho, que ya sentenció con base la culpabilidad de Fujimori en los asesinatos de La Cantuta y Barrios Altos, es un aura de esperanza para los deudos. No era para menos. El renombrado visitante dio cátedra y el abogado del ‘chino’ sólo atinó a contestar: “profesor…”; “ante su ilustración…”. Faltaba la “eminencia” nomás y que se siente en sus rodillas para hablar de las prostivedettes.

La corte parecía una clase maestra de ley internacional, donde Andreu manejaba los casos comparables como todo un ‘diez’; que Ruanda, Bélgica, la ex Yugoslavia, etc. Era el capo; y el alumno no pudo: Nakazaki se hizo chiquito, como una imagen pixelada por tanto agrandarse. Andreu declaró que Alberto Fujimori sí es culpable porque felicitó al Grupo Colina y no los investigó, basándose en que una sentencia no sólo debe ponderar testimonios escritos u orales.

Cierren ‘La Razón’, que su Uri Ben Schmuel-tiene nombre de jedi, pero es de los sith- debe estar en las profundidades de su miasma. También, Keiko y Carlos Raffo, Saravá y Cuculiza, quienes hoy andan con el rabo frío. Los deudos lavaron las piedras de “El Ojo que llora”, porque los fujimoristas las mancharon de pintura roja (¿anaranjada?). Y un peso pesado les hace recordar que a los muertos se les respeta.

Hablando del rey de Roma, Uri Ben Schmuel director de La Sin Razón, también quiere llorar XDDD:

Tan desesperados están los acusadores que, rascando el fondo de la olla, han traído como testigos a un ex montonero, y a un colombiano con aires de sabelotodo (¡Basta, no puedo transcribir más estupideces!).

Éstas son las cosas que me alegran el día. =). Pero así como lo de San Marcos, no hay que bajar la guardia.

1 comentario:

Dinorider d'Andoandor dijo...

siempre es bueno que aparezca gente así para hacer piesar tierra a los desubicados