viernes, julio 04, 2008

Wie bist du, Herr Schmuel?

El lunes nos trajo el encontronazo entre los siameses del poder. Vladimiro Montesinos Torres frente a Fujimori... bah, en realidad no esperaba gran cosa. Entre colombroños, "lapsus lingüis", y memorias mnemotécnicas, cuando no elefantiásicas, el ex-asesor nos regaló con su ordinaria huachafería y su cinismo innatos.

Pero quien desde hace mucho tiempo proclama a los 4 vientos su ordinariez, sectarismo y estolidez en grado superior, es nada menos que el director del diario que por injustificadas razones se llama, La Razón, don Uri Ben Schmuel. Resulta que de una de las frases escupidas por Montesinos, derivó una pregunta: ¿se pueden cometer crímenes por razones de seguridad de Estado?

Herr Schmuel no tardó en responder:

"los que han leído a Maquiavelo y siguen sus consejos, creen que la supervivencia de un Estado en ocasiones requiere medidas excepcionales, sin considerar la naturaleza ética de los medios utilizados."

Niccolo sacúdete en tu tumba. Es típico de este plumífero citar al recordado proto-politólogo de Florencia... porque es lo que el Aquinate decía: el hombre de un solo libro.

Sinceramente esto se quedaría en cagarrutas de prensa fascistoide, sino fuera porque, como al instante se habrá adivinado, Herr Schmuel es judío. Si Alditus decía que la mejor excusa para no ser detenidos es decir: "soy poeta", yo diría que el director de la Razón esgrime siempre un: no me critiquen, soy judío.

ANTISEMITA... es el grito inmediato, el bullicio oficial. Digamos que en parte la simpatía por todo lo judío, surgió luego del terrible Holocausto, y gracias a también a la simpatía ex cathedra que tenía el finado Juan Pablo II, con sus ex vecinos de Cracovia... muchos de ellos judíos por supuesto. La absurda asociación de la crítica con el antisemitismo, ha creado este injustificado blindaje.

No, Herr Schmuel, lo políticamente incorrecto no es justificar lo injustificable en mi columna de director, ni repetir como loro los neologismos que la derecha criolla ha acuñado: a saber, progres, caviares y rojos; claro que usted ha añadido una de su propia cosecha: "corazones sangrantes". Lo incorrecto (en todos los aspectos), es lavar las barrabasadas propias, en su filiación a la casa de Israel, en los 6 millones convertidos en jabón, o en la sabiduría de Einstein.

Lo incorrecto es que usted se prenda de los méritos de una cultura que ha legado tanto a este mundo (en lo cultural, obviamente).

Pero en fin, que podíamos esperar de alguien que pretende que se condecore a Martin Rivas O_O

Así que ya lo saben amigos: la mejor razón para ser intocable, ser judío.

---

OTROSÍ:

Uppercut doble del chato a Herr Schmuel:

Y si el director de “La Razón” desprecia a quienes defienden la vigencia de los derechos humanos, esperamos que nunca necesite apelar a ellos para salvarse de una persecución genocida, como aquella de la que fue víctima su pueblo. Porque el señor director de “La Razón” es humano, aunque haga todo lo posible por disimularlo. (05/04/08)

Y sucede que su argumentación [la de Ben Schmuel] sobre “los asesinatos selectivos” y “los daños colaterales” resulta calcada de los últimos gobiernos de Israel, que han hecho de la matanza teledirigida y a domicilio una de las bellas artes, de igual modo que Thomas de Quincey halló en el asesinato un sombrío magisterio cuyo epicentro era Londres. (17/04/08)

Y finalmente una caricatura del genial Latuff2, quien nos ilustra que el antisemitismo es la excusa perfecta para callar a los criminales que se escudan en su condición de judíos:


Misuse of anti Semitism by ~Latuff2 on deviantART

1 comentario:

Dinorider d'Andoandor dijo...

cierto lo del antisemitismo
todo extremo es malo