lunes, julio 14, 2008

Jarrazo de agua fría

Hasta cuando con eso de que todo está bien
Basta ver las vitrinas y el Senado también...

Vendo diario - Grupo Ex

Chita la payasá... En el cainita país de Chile, la estudiante de 14 años de Liceo Darío Salas, María Música Sepúlveda Cavieres, no le tembló la mano para dar un baldazo (jarrazo mejor dicho) de agua fría a la privatizadora ministra de Educación, Mónica Jiménez. En pleno rostro, y ante muchas cámaras, al finalizar los “diálogos por la educación pública” impulsados por el Mineduc y que contaban con la participación de estudiantes y profesores en el Hotel Crown Plaza. La idea era conversar acerca de los alcances de la infame Ley General de Educación (LGE).

Si hubiera una versión mapuche del miope ocraM, seguramente diría en su bitácora wordpress o su subsidiado vlog: "hasta ahora no sabemos porqué protestan estos estudiantes, po" porque en realidad, "tampoco nos interesa saberlo". Aplausos y a postear sobre lo friki que puedo ser.

Sepúlveda y sus compañeros participaron de una toma de su colegio el mes pasado, y lo hacían en defensa de la educación pública y en contra del proyecto de privatización, que viene de la mano de la Ley General de Educación.

Gesto sin duda osado y que podría acarrearle problemas a la jovencita más tarde. Pero muchos callan que en la toma ya mencionada, la susodicha ministra no expresó la menor preocupación por la integridad de los jóvenes y niños agredidos, a manos de los infaltables carabineros.

Baldazo pues, señora Jiménez, un rochabús en miniatura, el frío choque contra la realidad, el Niágara de sus ilusiones: la privatización no es Jesucristo oleado y sacramentado.

“Esto ha desprestigiado el movimiento de ellos. Han demostrado que no son capaces de dialogar. Me gustaría conversar de a uno porque en grupo se aleonan”, sostuvo ante la prensa. Añadió: “Si ellos querían que sintiera como se siente que te moje el guanaco, pues bien, lo sentí. Gracias por el jarro de agua, que es menos fuerte que el guanaco”.

Sería iluso esperar que este baldazo de agua fría haga recapacitar a esta ministra-empresaria protectora de los ricos. ¿Entenderá acaso el ánimo que hay entre los estudiantes y profesores, que han sido reprimidos, con mucho más que agua: palos, pateaduras, lacrimógenas envenenadas, ofensas de todo tipo?. De aquel solapado robo a la educación, nada ha dicho. Por el contrario: impulsa esa ley que pretende blanquear la herencia de la dictadura, para consagrar la destrucción de la educación pública y su mercantilización absurda, con la anuencia de un gobierno que se distancia del pueblo de Chile y sus estudiantes, y ahora se esconde tras un ejército de policías tal como lo hizo la dictadura de Pinochet. Vueltas que la da vida (po).

¿A qué me hace recordar esto? Ajá, aquí en Perú, a Doña Hitlerman no le caería un baldazo, sino un tsunami de rechazo masivo a su infame proyecto de Ley de pensiones escalonadas. Pero claro, a esta Caverna que hasta el Tribunal Constitucional ha copado, le gustaría regalarnos con una versión made in Lima de la primavera de Praga. Y recuérdenlo, si protestas contra esto, es político.

Otrosí:

* Retirada a los cuarteles. Las separatas llaman u_u

1 comentario:

Dinorider d'Andoandor dijo...

la de nunca acabar


están en exámenes de fin de ciclo, no?