sábado, mayo 24, 2008

San Marcos en las calles

Luego de los desastrosos incidentes del 8 de mayo, el movimiento estudiantil de San Marcos decidió que para el jueves 22 de mayo, realizaríamos una marcha pacífica hacia el Congreso de la República. Para ello, se habían dado dos importantes pasos: primero, cual los barones y nobles que obligaron a Juan Sin Tierra a firmar la Carta Magna, presionamos para que las autoridades se pusieran de nuestro lado. Luego, el lunes 19, solicitamos garantías, y se gestó pues, la pacífica marcha del pasado jueves.

Caminando con monstruos:

Yo y unos amigos casi llegamos tarde al evento. Pero entonces les dimos alcance a los muchachos, la altura de la Av. Venezuela, encontrándonos con una impresionante retaguardia de policías provistos de escudos y varas (aunque no faltaba el que llevara su rifle), además de las tanquetas y portatropas. La tensión estaba en el aire pero ello no me impidió sacar estas impresionantes tomas.







Si me preguntan si me puse delante de la tanqueta, cual corresponsal de guerra, así es. Detalle curioso sin duda el del fierrazo que se manejaba el efectivo de la última toma.

Avisa a los compañeros:




Fue una larga caminata bajo un sol candente, pero al fin pudimos llegar hacia la Av. Abancay, donde fue enviada una delegación de dirigentes estudiantiles y decanos a dialogar con algunos parlamentarios. La imponente masa sanmarquina se detuvo a una cuadra del local del Congreso.

Un balance de aquel histórico día: pues lo que más me gustó fue ver que por primera vez los estudiantes estábamos unidos y conscientes de que un mal mayor nos estaba afectando. Segundo, de esta manera quedaba de manifiesto quiénes realmente se portaron mal aquel día, pues era patente el aburrimiento de las fieras (digo fuerzas) del orden.

La jornada concluyó aquel día con la retirada pacífica de los compañeros y con la desición de apelar al Poder Judicial también y tomar vías legales, pues nosotros consideramos que las medidas de fuerza, como las tomas y aún marchas, han surtido su efecto. Esto no significa que se vaya a flaquear en la lucha por la defensa del campus universitario, por nuestro justo derecho, y siempre buscando las alternativas de diálogo, aunque vayan con las porras prestas.

1 comentario:

Dinorider d'Andoandor dijo...

aplausos para ustedes muchachos

PERO

y ESE fierrazo???