sábado, febrero 09, 2008

Manotazo de ahogado

Como el libro que San Juan tomó del ángel, que era dulce en su boca y ácido en la panza, así es este blog para mí, y cuanto quero expresar en él.


Conversaba con un amigo sobre lo ramplón, intolerante, grosero, mentiroso... (en fin como dicen allende de los mares, inserte su adjetivo preferido aquí) que era Aldo Mariátegui, y en todo coincidimos. Vamos, que hasta en la cara se le nota la desfachatez y el engreímiento que destila en su diario tambaleante, de 15, 000 ejemplares actuales (razón por la cual quizás embistió contra el dignísimo Lic. Portocarrero), que repite carátulas a veces... en fin.

Claro, como Capitán Alditus necesita enemigos, seguramente le dió complejo de Birdman para tomar sindicatos por enemigos. Tal es el caso del SUTEP (enemigo recurrente del paladín Alditus), que si bien por un lado no sabe lo que persigue, al menos es el único que la pelea a brazo partido, patético sí, pero con un no sé qué que nos hace pensar (o al menos a mí) si éste país enfermo necesita panaceas neoliberales proclamadas a bombo y platillo por El Correo.

Soy humilde sanmarquino, sí, pero mi blog es mi castillo:

"No sé por qué tanto problema con no concordar con Alditus. Lo salomónico para entender esta tole-tole es que acepten sus seguidores que no todos ostentan la lobotomía neoliberal. Ya todos conocemos tus alharacas macartistas que si el rojerío y Sendero returns in San Marcos University, que en el fondo es un hostil a un alturado debate de ideas y a todo lo que no sea por APEC, que detestan comprobar que la catedral del supermercado se está iendo al diablo de manera más estrepitosa que cualquier iglesia derrumbada por el terremoto del 15/08, que se alucinan una especie de justicieros, que juran descubrir a los comunistas donde quiera que estén, que resienten aún muchísimo no haberla sudado en una universidad pública, que son capaces de creer que el TLC es la panacea para el Perú (algo tan válido como creer que existió Conan) y que les importa un bledo tachar de perros del hortelano a sus propios compatriotas. Son súper complicados, así que no sé para qué los metieron de columnistas en un diario de igual precio que al Ajá o El Chino, o para qué don Aldo se vanagloria de su apellido, entre la casta periodística, si al final ni lo honra.
¿No se acuerdan cómo calumnian a otros diarios sin fundamento? ¿Cómo no dudó en resucitar al cadáver de Sendero Luminoso, cual Lázaro conveniente? ¿Cómo hasta ahora no se recupera del bajo tiraje por el que tanto desvive? ¿Cómo siempre publica lo peor, lo más sucio, lo más falaz de los contras (que somos nosotros)? ¿Cómo para hacer sus pataletas siempre embiste contra la universidad pública, consagrando cual hostia inmaculada a los emjambres de universidades privadas (con el perdón de los alumnos, sólo digo cuanto es verdad)? Sáquenlo de su trono y todos quedaremos contentos. Que se friegue solo, envuelto en su omnipresente bandera de barras y estrellas. Es como cuando estuvieron todos callados durante el fujimorato (pues no vaya ser que el SIN los vuelen cual ex de Septiembre Negro por la mano cruenta de Al Mossad). Lo que él halaga del Estado es su fuerza bruta de polizontes y milicos a la hora de reprimir disidentes: “¿Qué, quieren un Estado de derecho con libertad de expresión y garantías constitucionales? Pues allí está, lo tienen, pero ya saben, si dicen algo contra San TLC o APEC purísima sin pecado concebida, son unos ROJOS inmundos. Usen su libertad de expresión para consagrar y alabar al Dios Verde venido del Norte, grande es su poder, no hay como su Montaña Blanca, lo deja chiquito a Crom."

Pues bien Alditus, si tanto proclamas derecho de expresión, asume que otros lo usen también”.

Ah por cierto, fijaos que ningún otro diario ostenta la ridícula sección de Toros, por muy infectos que estén del idiotismo ultraliberal. Y bueno, no sé que pensar (me pregunto mefistofélicamente) del hecho que por mucho buscar en la base de datos del susodicho Correo, no aparezca ya referencia alguna a la calumnia a un docente sanmarquino. Pero tal parece que 24 horas le arrimó el piano.

3 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

me imagino que diría José Carlos si oyera a Aldo!

:S

Dark Prince dijo...

Afortunadamente el Amauta nada tiene que ver con el abolengo de Alditus...

Dinorider d'Andoandor dijo...

sino te imaginas!!!

laca!