sábado, mayo 12, 2007

La madre

Pensar en mi madre, es pensar en alguien que estuvo en aquel concepto que tanto se escucha en la UNMSM, la lucha. Por ello de un modo un otro es remontarse al trágico personaje de la novela de Máximo Gorki, La madre. Aunque tengo la suerte de tenerla a mi lado, a veces me siento culpable por no ser tan buen hijo. Sí, claro, uno llega a tener remordimientos, porque finalmente uno es humano, y así como el resuelto Coriolamo, termina aflorando el amor filial.

A veces suele rememorar sus tiempos cuando simpatizaba con la sideas revolucionarias. Hoy, ya sexagenaria, suele reecontrarse con sus amistades con las cuales iba a la manifestaciones. Una de ellas le dijo "aquí tengo una foto tuya, donde sales encabezando la marcha". Nunca vi la foto en cuestión, pero admito que daría cualquier cosa por verla.
En otra ocasión dijo "es que como soy una profesora proletaria", aludiendo a que podrían criticarla por haberme puesto yo en un cole particular siendo ella profesora de colegios estatales, que recibe una exigua pensión... pero por lo mismo que ahora la situación es distinta, las luchas la dejan indiferente, aunque espera que las cosas cambien por presión del pueblo. (Dicho sea de paso siempre condenó a los put0s terrucos de SL, y quién no)

No se crea que soy un edípico personaje, sólo que mi made ha sido la única que ha estado conmigo en casi toda mi vida, digo que su participación ha sido muy importante en mi formación: con ella hablo de historia, política, la vida, la apologética, comentarios variados... Eres lo máximo mamá y si pudieras ver este blog y yo no tuviera que escribir desde una cabina, igual no me alcanzaría ingún medio para expresar que estoy en deuda contigo... sólo espero ser mejor hijo de lo que soy ahora, es una promesa. Y claro, continuáré algunas de su obras.

No hay comentarios.: