domingo, noviembre 26, 2006

Síndrome de mediatización I

Uf! Tuve un estresante examen en la Pre San Marcos, y bueno nada mejor que escribir en mi blog para prepararme para todo y bueno para relajarme... además, los estudios me dejan poco tiempo.
En dos días será el concierto de Shakira, lo que me trae al recuerdo un tema que he postergado por bastante tiempo; el síndrome de mediatización. He tomado dos ejemplos elocuentes, porque creo que es un síndrome que está infectando a muchos de los artistas no sólo nacionales sino también extranjeros.
Consiste en aquello que se dice, de un grupo o cantante, "la fama no le sienta bien"; sin embargo lejos de ser evidente esto, por el contrario, hay gente que se hace la ciega y no lo nota; además dicho síndrome casi carece de síntomas, y se caracteriza por ser percibido sólo por algunas personas. En otras palabras, hay grupos o cantantes que conforme conquistan fama se vuelven huachafos o traicionan su estilo original, porque como dirían Los Prisioneros: "quieren dinero".
Tomaré como primer ejemplo un grupo muy nacional, Libido.
Desde que surgieron en 1997 hasta su actual carrera yo diría que han sufrido una metamorfosis poco favorable; de hecho en un anterior post consigné lo desastrosa que resulta su reciente canción Nicotina. Huachafería en su máxima expresión, como también lo fue Lonely, que salió a fines del año pasado; añadiré también que un día se presentaron en programa de fin de semana Cinescape, donde el menudo conductor Bruno Pinasco se deshacía en alabanzas para con Salim Vera y compañía. Un elogio inmerecido sin duda, al que se le sumó el de mi madre, quien apreció la presentación en el set. Afortunadamente le hice un llamado a la cordura, haciéndole notar que aquello que ella alababa, el uso de sonidos folclóricos, no eran más que un remedo ridiculizante, a diferencia de lo que otros grupos hacen.
Recuerdo su canción En esta habitación, de ritmo cadencioso, el vídeo guardaba similitud con el de Heroes de los Wallflowers. Aunque por ahí saltaba uno que otro gallo de Salim, la guitarra de Jaúregui lo compensaba. En fin, esta me pareció su mejor canción y es una pena que ahora se hayan maleado de ese modo tan horrible.


ACTUALIZACIÓN:

Es de sabios rectificar. Así que al diablo todo, prefiero apoyar a Libido y sus repetidas canciones, que ver cómo el gusto musical del país se pudre entre tantos estúpidos reggaetoneros (QUIEN FUE EL HIJO DE SU P*TA MADRE QUE ME DIJO ASÍ) y punkitos nóveles que no aceptan entrenamiento.

De ahora en adelante, como diría Confucio: meditar una vez hoy, dos veces mañana, para juzgar a las bandas de ayer y hoy.

1 comentario:

Permadferit dijo...

Vaya yo no se mas bien he estado escuchando buenos comentarios de libido, personalmente nunca me anime a escucharlos, habia una cancion antes que Nicotina me parecio muy beatlesca y encima cuando la escuche con un primo me dijo: "oe se parece a Im only Sleeping"(cancion muy buena de los beatles) y me agrado un poco, la verdad con lo de libido no se, ahora con respecto a lo de que quieren meter cosas folkloricas bueno en realidad nosotros lo podemos ver feo o ridiculo pero por ejemplo en el extranjero a las otras personas les gusta, en una opinion muy personal no lo veo como tu lo ves sino mas bien tratar de hacer un estilo mas unico, ahora lo de meterle algo mas folklore sonaria mas como "Chongo" o broma para algunos,sin embargo tambien puede ser que quieran meterle un estilo independiente al tratar de combinar el rock con algo de folk no se que me dices tu...Claro estoy de acuerdo contigo en que su mejor epoca fue la primera, de eso no hay duda.