martes, octubre 24, 2006

Reminiscencia


Existen deseos embriagantes
anhelos nacidos en un ocaso
sombras hechas jirones
que vagan por las carreteras.

Existen recuerdos
existen vacíos,
existen soledades
existen momentos.

Y sucedió aquella tarde
que el fuego del destino
fundió el hielo de mi corazón.

No eres más una añoranza
eres mi vida, que vive
por siempre en mi esperanza.

Aquellas palabras lejanas
aquellas, son tuyas, lo sé
y también esos cabellos
y esa mirada breve.

Ya a la distancia no temo
y al olvido lo he desterrado;
percibo el aroma de tu pasión
una flor que exhala por otro.

1 comentario:

Diversión Liceana. dijo...

Eres una de las tantas personas que conozco que le gusta green day...a mi me encanta...genial visita mi pagina web www.redalfa.es.tl cuidate.